porno

Movilización estudiantil en Chile 2011

bll-articulo00-09-07-2011

Wikipedia

La movilización estudiantil de 2011 corresponde a una serie de manifestaciones realizadas a nivel nacional por estudiantes universitarios y secundarios chilenos durante el primer semestre de 2011. Se han llegado a considerar como las más importantes de los últimos años, incluso, comparándolas con la movilización de 2006. Esta a diferencia de las anteriores manifestaciones estudiantiles que reunían generalmente a estudiantes de colegios municipales, subvencionados y de las 25 universidades tradicionales pertenecientes al consejo de rectores, por primera vez logra convocar a los estudiantes de colegios particulares pagados, Centros de Formación Técnica, Institutos Profesionales y Universidades privadas, logrando ser el primer movimiento estudiantil que reúne a todo el sistema educacional chileno.

Las primeras movilizaciones nacionales fueron convocadas por la Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH), organismo que agrupa a las federaciones de estudiantes de las universidades que integran el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas —conocidas como "tradicionales"— a mediados de mayo de 2011. Los principales voceros del movimiento universitario han sido Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh) y Giorgio Jackson, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica de Chile (FEUC).

Paulatinamente, pero con mayor fuerza desde la primera quincena de junio de 2011, los estudiantes secundarios comenzaron a realizar tomas en sus colegios exigiendo medidas que, en su gran mayoría, provienen desde la movilización de 2006, conocida como la "Revolución pingüina". Representando a los estudiantes de Educación Media están la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) y la Federación Metropolitana de Estudiantes Secundarios (FEMES).

DEMANDAS

Estudiantes universitarios

  •  Entre las demandas del movimiento universitario están:
    • Acceso equitativo a la educación superior e igualdad de oportunidades.
    • Regulación estatal para hacer cumplir la prohibición del lucro en instituciones de educación superior.
    • Aumento del gasto público dirigido a las universidades públicas.
    • Mejoramiento del sistema de financiamiento de la carreras universitarias y eliminación del endeudamiento.
    • Incluir a estudiantes y funcionarios en la toma de decisiones al interior de las universidades.
    • Disminuir los aranceles universitarios

Estudiantes secundarios

  •  Entre los puntos exigidos por los estudiantes de educación media están:
    • Desmunicipalización y estatización de la educación básica y media.
    • Cobro de precio estudiante en el transporte público (mediante la Tarjeta Nacional Estudiantil, TNE) los 365 días del año.
    • Plan para la reconstrucción de los establecimientos dañados por el terremoto de 2010.
    • Mejoras para los liceos técnico-profesionales.

DESARROLLO

Antecedentes

Durante abril y mayo de 2011 surgieron conflictos al interior de algunas universidades que comenzaron a dar fuerza a las demandas históricas de los estudiantes. El primero de ellos ocurrió en la Universidad Central de Chile (UCEN), donde las actividades académicas se mantienen paralizadas desde el 4 de abril, en rechazo a la modificación de los estatutos de la universidad.5 Los estudiantes, dirigidos por su federación, argumentan que con dichas reformas la institución dejaría de ser una corporación sin fines de lucro y pasaría a extraer las utilidades a través del pago de cánones de arrendamiento de los inmuebles, que son propiedad de la universidad, a un conjunto de sociedades inmobiliarias, conformadas por los académicos y directivos de la universidad y la Sociedad de Inversiones Norte Sur S.A., cuyos directivos están vinculados al Partido Demócrata Cristiano.

Este movimiento partió hace más de dos meses, con las movilizaciones de la Universidad Central, y es un movimiento que ha logrado cada vez más transversalidad y mayor apoyo de distintos sectores.

Camila Vallejo, 15 de junio de 2011

El 24 de mayo, el programa de televisión Esto no tiene nombre emitió un reportaje acerca de supuestas irregularidades que se daban al interior de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM). En el episodio el ministro de Educación Joaquín Lavín expresó que "haría todo lo posible" para que la universidad no obtuviera la acreditación para el año siguiente, y que "por ningún motivo" matricularía a sus hijos en dicha institución. Los estudiantes se manifestaron los días posteriores tanto en contra de Televisión Nacional de Chile, porque habría incurrido en errores en el reportaje, y contra Lavín, ya que estaría influyendo en decisiones que le corresponden a la Comisión Nacional de Acreditación, y de paso, sería un ataque a la educación superior pública.

Primeras movilizaciones nacionales

La primera marcha nacional convocada por la CONFECH se desarrolló el 12 de mayo, que en Santiago convocó a más de 15.000 estudiantes. Ésta se realizó días antes de la cuenta pública anual dada por el presidente de la República el 21 de mayo ante el Congreso Pleno, y buscaba ejercer presión respecto de los posibles anuncios que Sebastián Piñera realizaría en el discurso en materia de educación superior. Luego de la marcha del 12 de mayo, ese mismo día, fue tomada la Universidad de La Serena iniciando el movimiento a nivel nacional, el 15 de mayo el Liceo Los Ángeles A-59 y el Liceo Comercial de Los Ángeles se tomaron sus establecimientos, sumándose así al petitorio nacional y reclamando por un petitorio común. El 17 de mayo se les unió el Liceo Santa María de Los Ángeles y al día siguiente el Liceo Industrial (Los Ángeles), además la Universidad de Concepción sede Los Ángeles ya se encontraba tomada hace más de una quincena, ya en el jueves 19 de mayo, se procedió a la desalojo de los cuatro liceo municipales, sin ningún detenido. Tras el discurso del 21 de mayo, la CONFECH declaró su inconformidad con las medidas anunciadas por el presidente y llamó a una nueva marcha para el 26 de mayo, la que convocó a unos 8000 estudiantes en la capital del país (incluyendo unos dos mil de la educación secundaria), en la que presentaron una carta al ministro de Educación, Joaquín Lavín.

Ante todo, nuestro principal interés es expresar que los anuncios hechos por el Presidente no dan cuenta de las reales necesidades que hoy tiene la educación pública chilena en general y la educación superior en particular. Que como ya lo hemos señalado en anteriores ocasiones, esta última se encuentra atravesando una profunda crisis, la cual se origina principalmente producto del desfinanciamiento al que han sido sometidas las universidades estatales y públicas de nuestro país, proyectándose esta dificultad hacia la esencia y sentido mismo de nuestras casas de estudio.

Carta a Joaquín Lavín de la CONFECH, 26 de mayo de 2011

El 1 de junio se convocó a un paro general y a una marcha que convocó a unos 20.000 estudiantes en Santiago, además de representantes de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), del Colegio de Profesores y a los rectores de la Universidad de Santiago (USACH), Juan Manuel Zolezzi y de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), Luis Pinto.

Paros y tomas locales

Tras el paro nacional del 1 de junio, la CONFECH dejó en libertad de acción a las distintas federaciones de estudiantes respecto a las medidas que se tomarían en cada universidad. Al 3 de junio de 2011, había 17 universidades que se encontraban movilizadas; en toma de sus instalaciones, las de Playa Ancha, de La Serena, Arturo Prat, Católica de Valparaíso y de Magallanes. En paro se encontraban las universidades del Bío-Bío, de Concepción, Católica de la Santísima Concepción, de Santiago, de Atacama, Católica del Norte, Católica del Maule, Metropolitana de Ciencias de la Educación, Tecnológica Metropolitana, de la Frontera, Católica del Norte (Campus Guayacan), de Los Lagos, Federico Santa María, de Chile y de Valparaíso, estas dos últimas, con parte de sus carreras en paro indefinido.

Paralelamente, establecimientos de educación secundaria comenzaron a ser tomados por sus estudiantes; al 7 de junio ya había tomas en el Liceo Manuel Barros Borgoño, el Internado Nacional Barros Arana, el Liceo Benjamín Vicuña Mackenna, el Liceo Miguel Luis Amunátegui y el Liceo de Aplicación en Santiago, el Liceo Enrique Molina Garmendia en Concepción y el Liceo Maximiliano Salas Marchan de Los Andes.En sólo dos días la cifra de liceos tomados en todo el país se quintuplicó, incluyendo al emblemático Instituto Nacional, y continuó aumentando. Ante el crecimiento de las movilizaciones de estudiantes de Educación Media, el ministro Lavín solicitó deponer las tomas y comenzar a dialogar:

Quiero pedir a los alumnos que terminemos con los candados, con las cadenas, con los destrozos. El diálogo es el único camino. La educación en Chile se arregla conversando y llegando a acuerdos, no con tomas, no perdiendo clases.

Joaquín Lavín, 9 de junio de 2011

Radicalización del movimiento

El 8 de junio estudiantes de la Universidad de Chile y la Universidad Central de Chile se tomaron la sede en Santiago de la Democracia Cristiana protestando por al "incoherencia" que presenta el discurso de este partido político el cual apoyaría la educación pública, pero mantienen negocios en Universidades privadas como la UCEN 

El 11 de junio, los estudiantes secundarios y universitarios anunciaron una "radicalización" del movimiento estudiantil, y se convocó a dos marchas para la semana siguiente. La primera se realizó el miércoles 15, en donde participaron estudiantes secundarios y los trabajadores en huelga de la mina El Teniente, propiedad de la estatal Codelco. La marcha convocó a siete mil personas y culminó en el Parque Almagro, donde se ocurrieron disturbios y enfrentamientos con Carabineros.

La segunda marcha de esa semana se realizó el jueves 16 de junio, convocada por la CONFECH y el Colegio de Profesores, que se convirtió en una de las concentraciones más grandes desde el fin de la dictadura militar en 1990; sólo en la capital, Santiago, se estimaron cerca de ochenta mil personas que asistieron a la marcha (algunas fuentes estiman 100.000), mientras que a nivel nacional se contabilizaron cerca de doscientas mil, incluyendo quince mil asistentes en Valparaíso, mientras que en Concepción se contabilizaron 9 mil. Además, otras marchas se registraron a lo largo del país. Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena, Coquimbo, Los Andes, Rancagua, Talca, Linares, Chillán, Temuco, Valdivia, Puerto Montt y Castro se sumaron al movimiento.

El movimiento sumó incluso a universidades privadas: las universidades Academia de Humanismo Cristiano, Alberto Hurtado, Católica Silva Henríquez, de Arte y Ciencias Sociales (Arcis) y Diego Portales han sido tomadas por sus alumnos, además de la anteriormente mencionada Universidad Central de Chile.

La tercera marcha del mes de junio se realizó el jueves 23 por el centro de Santiago, convocada por los estudiantes de Educación Media, que congregó a unas 20 mil personas. Ese mismo día, a primera ahora, el ministro Lavín presentó a dirigentes secundarios un documento con propuestas para solucionar las peticiones de los estudiantes. Los secundarios resolvieron, en una asamblea nacional realizada el 26 de junio en Valparaíso, rechazar la propuesta del ministerio. Así mismo, la CONFECh también rechazó las propuestas de Lavín para los universitarios.

Manifestaciones continúan

En respuesta a los paros y tomas de los colegios, el 26 de junio, el MINEDUC decidió adelantar las vacaciones de los colegios de la Región Metropolitana. Sin embargo, muchos de los colegios persisten en toma.

Ante el rechazo generado por las propuestas del ministerio de Educación entre secundarios y universitarios, la Confech realizó una nueva convocatoria para movilizaciones a nivel nacional para el día 30 de junio. En Santiago, la marcha se extendió entre Plaza Baquedano y Los Héroes, logrando una asistencia varias veces superior a la de dos semanas antes. Si bien cifras del gobierno estimaron en 80 mil el total de asistentes en la Alameda, diversas fuentes hablan de más de 100 mil personas y la organización estimó la cifra en sobre las 200 mil. Las protestas también se extendieron en diversas ciudades totalizando, según los organizadores, 400 mil manifestantes a nivel nacional. Horas más tarde, universitarios entraron a las dependencias del Partido Socialista de Chile y la Unión Demócrata Independiente, tomándoselas temporalmente como forma de exigir un pronunciamiento de la clase política respecto a sus demandas.

Ese mismo día, el Consejo de Rectores rechazó la contrapropuesta del Mineduc e insistieron en negociar en base a los princiales puntos que proponen: fiscalización del lucro, aportes basales, más ayudas estudiantiles y la creación de una Superintendencia de Educación Superior.

Propuesta del gobierno

El día 5 de julio y a través de la televisión pública en cadena nacional, el presidente Sebastián Piñera comunicó las reformas educacionales que se realizará para intentar satisfacer las demandas estudiantiles. Los planes se centran principalmente en el proyecto GANE (Gran Acuerdo Nacional de la Educación) y el FE (Fondo por la Educación), este último constando con un fondo de 4.000 millones de dólares. Respecto de algunas de las principales demandas estudiantiles, Piñera anunció que propondría una nueva institucionalidad universitaria que permitiría el lucro en la educación superior y afirmó que la estatización de la educación «constituye un grave error y daña profundamente tanto la calidad como la libertad de enseñanza».

El anuncio fue recibido con escepticismo por parte de los estudiantes, quienes levantaron fuertes críticas al respecto. Camila Vallejo afirmó que el discurso «fue una gran decepción y un retroceso», enfatizando que el abordaje propuesto respecto del lucro en la educación (prohibido legalmente pero difundido en varias instituciones) vulneraba el estado de Derecho y que el gobierno se negaba tajantemente a la principal reforma solicitada por los estudiantes respecto a la desmunicipalización. Senadores de la Concertación también manifestaron críticas, apuntando a que las medidas no tenían «sintonía con las movilizaciones estudiantiles». Tras los anuncios, estudiantes de la Universidad de Chile salieron desde la Casa Central de dicha institución a manifestarse contrarios a las propuestas, tomándose por algunos minutos parte de la calzada de la Alameda, siendo fuertemente reprimidos por Fuerzas Especiales de Carabineros.

CARACTERÍSTICAS

Protestas alternativas

Muchas de las manifestaciones realizadas, especialmente en Santiago, terminaron en vandalismo y la intervención de Carabineros de Chile, provocando daños a la propiedad privada y varios heridos. Esto generó fuertes reclamos tanto del estudiantado como del gobierno, quien amenazó con prohibir la realización de nuevas manifestaciones.

Como una forma de evitar este tipo de situaciones, diversos grupos desarrollaron protestas alternativas con el fin de difundir el movimiento sin convocar a protestas masivas. El día 23 de junio, fecha cercana a la conmemoración de los dos años de fallecimiento del cantante estadounidense Michael Jackson, tres mil estudiantes aprovecharon la oportunidad para realizar un flashmob basado en el video de Thriller frente al Palacio de la Moneda como una forma de representar el estado de muerto viviente de la educación pública chilena. Días después, miles de estudiantes protagonizaron un suicidio simbólico en el Paseo Ahumada y otros puntos estratégicos en el país. En estos casos, el uso de redes sociales (principalmente Twitter y Facebook) fueron fundamentales para poder promover y coordinar dichas acciones de forma similar a los eventos que gatillaron la Primavera árabe a comienzos del mismo año.

Además, alrededor del Palacio de la Moneda se realiza la protesta llamada "1.800 horas por la Educación" , instancia en la que distintos corredores realizan postas para correr en las calles Alameda, Teatinos, Morandé y Moneda durante 1.800 horas consecutivas (equivalente a 75 días) como una forma pacífica de concientizar a los transeúntes sobre la urgencia que necesita el país para establecer un modelo de educación pública, la cual sea gratuita y accesible a todos. La corrida comenzó a las 13:30 horas del 13 de junio y se espera que termine el 27 de agosto a la misma hora. La cifra hace alusión a los 1.800 millones de dólares que se necesitan para financiar la educación pública en Chile por un año, lo cual -según los organizadores- equivale a menos de un tercio que se destina a las Fuerzas Armadas.

Un grupo de estudiantes de ingeniería civil industrial de la Universidad de Chile diseñó el sitio YoDebo.cl en el cual miles de estudiantes publicaron el monto de sus deudas producto de créditos universitarios como forma de concientizar al respecto; tras tres semanas, cerca de 4 mil estudiantes inscritos habían acumulado un monto de 46 mil millones de pesos chilenos (cerca de 100 millones de dólares).

Otra iniciativa destacada fue el llamado "Gran concierto de 24 horas de música en defensa de la Educación Pública", en que académicos y estudiantes del Departamento de Música y Sonología de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile ofrecieron de forma continua entre el 30 de junio y el 1 de julio

 

Comments  

 
0 #1 Louwecem 2015-10-08 17:21
http://cheapcarinsurancenet.org
Quote
 

Agregar Comentario


Código de Seguridad
Refrescar

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords