porno

¿Es posible un debate serio sobre la minería?

¿Es posible un debate serio sobre la minería?

op00-plantilla

Por Fernando Romero

El debate sobre las implicancias ambientales y sociales de la minería recorre América Latina. No solo en Perú se utilizan argumentos que no ayudan a que esta ineludible discusión alcance el nivel de seriedad y de consistencia técnica para que dejemos los lugares comunes y las asociaciones simplificadas.

Recientemente en el Ecuador, el presidente Rafael Correa ha coincidido con el nuestro en hacer suyo el lema “agua y oro”, defendiendo la minería aurífera y un gran proyecto cuprífero en la provincia de Morona Santiago.

En su alocución, Correa no ofrece argumentos consistentes. Caricaturiza a los detractores y establece una relación causal entre minería y eliminación de la pobreza; relación más polémica que la que sostienen quienes creen que en ninguna circunstancia la minería colabora a crear bienestar.

La calificación de “inteligentes” que hace Correa a quienes optan por la minería y la afirmación que países como Japón quisieran tener la riqueza natural que tiene el Ecuador, difícilmente serán argumento suficiente para convencer a un importante sector de ese país crítico a la actividad extractiva, particularmente al Pueblo Shuar, que habita en esa provincia ecuatoriana.

Y es que Ecuador es justamente un país en el que se hacen visibles las consecuencias que trae ser, prácticamente, país monoexportador de petróleo. La manera como se utilizó la renta petrolera, en vez de animar su diversificación económica, lo hizo un país “petróleodependiente”. Peor aún, la forma como se realizaron los proyectos produjo serios daños ambientales, como es el emblemático caso en la provincia de Sucumbíos, donde la empresa Chevrón vertió lodos tóxicos durante cerca de 30 años, motivo por el cual, esta empresa está obligada, hasta el momento, a pagar 18.000 millones de dólares en daños.

Los defensores de Correa sostienen que existe una nueva legislación que establece altos estándares ambientales y determina una distribución de los beneficios favorable para el Ecuador.

Sin embargo, la entronización de la minería como la opción económica de un país y la fuente de recursos para los gobiernos futuros, tarde o temprano, puede llevar a que esta actividad sea permitida a costa de la gente y de la naturaleza.

Para que esto no suceda la discusión en nuestros países tendría que ocuparse, entre otros temas, de responder cómo hacer para que la renta extractiva sirva para diversificar nuestra economía, así como definir los criterios con los cuales establecer si una zona es o no apta para la realización de actividades mineras..

Comments  

 
#2 giannina 2012-01-02 13:39
Esclarecedor articulo, con la alta tecnologia de ubicacion de yacimientos, va ha llegar un momento que quieran levantarse a pueblos enteros para esta actividad.
 
 
#1 Julio Casas 2012-01-02 13:38
Hola Fernando, muy de acuerdo con tener un debate serio. Creo que en ambas partes hay componenetes ideológicos que simplifican algo la realidad social. Yo estuve por Morona el 2006 y a esa fecha el proyecto guardaba una buena relación con los Shuar. Cabe agregar que esta provincia es conocida como la provincia minera del Ecuador y que, a dicha fecha, el proyecto se realizaría con minería subterránea, no a cielo abierto.
 

Suscribirse a nuestro Boletín

Ingrese su email:

Columna de Opinión por Autor

pluma_y_papel

logo-inferior   Copyleft 2012 Lima - Perú   KYBERNET
Gestionamos información para generar conocimiento
Web site desarrollado por Kybernet, usando Joomla con licencia GNU/GPL.
google adsense adwords google adsense adwords